Guía para cocinar sólo para un@ mism@ durante una semana: (I) Claves para ahorrar y comer de forma equilibrada

Guía-para-cocinar-sólo-para-uno-mismo-durante-una-semana-I

Cuando uno/a se queda de rodríguez en casa lo primero que piensa es en comer siempre fuera de casa o esperar que te lo dejen todo hecho. Pero en época de crisis y en pleno siglo XXI todavía tenemos que esperar eso? Comodidad, falta de tiempo o de ganas de cocinar pueden hacerlo cuesta arriba pero con algo de organización las excusas desparecen. Esta es una experiencia que nos ha tocado vivir en algún momento así que ya tenemos algo de práctica con el tema y ya no se nos hace tan díficil. Una semana es el tiempo mínimo que consideramos como referencia para meterte en la cocina y preparar tus propios menús para ti sol@. Y estas son algunas de las claves que te pueden ayudar a tener una dieta variada y lo más justa de cantidad y económicamente posible.

 

1.Organízate bien

Una buena organización es básica tanto para no derrochar dinero en la compra ni para no tener que tirar comida después porque nos sobre o se estropee. Tanto puede ser como hacer una planificación diaria de menú o tipos de comida para una semana sin asignar un día concreto. Es convieniente tener en cuenta el tiempo que se dispone para cocinar para preparar más o menos cantidad o tipo de comida. También hay que tener en cuenta los alimentos que ya tenemos en casa para utilizarlos o no.

 

2.Compra productos en formatos pequeños o individuales.

Sobre todo si va al supermercado una vez a la semana, es importante llevar una lista con todo lo que necesitamos para no olvidarnos nada y/o no comprar nada de más. Algo muy importante a tener en cuenta es revisar las fechas de caducidad de todos los productos principalmente si no estamos seguros cuando los vamos a consumir o por la cantidad de producto tenemos que hacerlo en varias veces. Siguiendo con las cantidades hay que comprobar que los productos se pueden conseguir en la cantidad justa para uno o varios usos.

 

3. No tienes que abusar de los precocinados.

Los platos preococinados suelen contener 1 o dos raciones, otros productos están pensados para familias como algunos congelados o pastas. Pueden ser muy útiles para algunas comidas pero no para todas las de la semana.

comida-a-granel

4.Compra por piezas sueltas o a granel.

Verduras, carne o pescado se pueden comprar por piezas cuando sea necesario. Otros productos ya precocinados como el pan, pasta, croquetas sin ser congelados se pueden conseguir en algunos supermercados.

 

5.Separa en bolsas o recipientes individuales o más pequeños.

Para productos en bandeja en grandes cantidades para nosotros, se pueden abrir, dividir en diferentes bolsas y meter en el congelador.

 

6.Cuidado con los productos perecederos no divisibles

Hay productos perecederos que son más díficiles porque no se venden por separado, como los huevos que se venden en formato de 6, 10 y 12 huevos. Aquí si hay que tener en cuenta la caducidad y el uso que se le vaya dar. Para incluir en una ensalada o ensaladilla se pueden hervir 2 huevos, igual para hacer una tortilla a la francesa, en cambio para una española de patatas necesitamos entre 4 y 6 según el tamaño de la sartén. Igual pasa con los yogures hay se venden individuales pero pocos y no muy sanos precisamente, en paquetes de 2, 4 o 8. Comerse un yogur caducado no están grave como comerse un huevo pasado de fecha pero no por ello hay que dejar de revisar la fecha de caducidad y buscar la más amplia posible.

 

7.Intenta preparar un tipo de comida para 1 o 2 días cómo máximo.

Comer todos los días lo mismo puede ser muy aburrido, si un día no puedes cocinar, cocina el día anterior un poco más de ese plato para solo tener que calentar. Evita cocinar platos que se preparan en grandes cantidades, canelones, lasañas, si no dividelos en diferentes recipientes al momento de terminarlos de cocinar y cuando se hayan enfriado introdúcelos en el congelador. No esperes al día siguiente al ver que te sobra.

TBMCATSUR Tarragona y Terres de l'Ebre

Hay comidas pueden durar unos días en la nevera bien tapadas o ingredientes que abiertos se pueden volver a utilizar más adelante sin problemas o con un poco de precaución. Salsas de tomate que hayamos cocinado para pasta se puede guardar en el refrigerador echándole una capa de aceite por encima, para una salsa al pesto esto también puede aplicarse. No así con las mayonesas, si son caseras hay que desechar la cantidad que quede después de la comida. En este caso es más recomendable comprarla preparada en botes pequeños que en este caso bien cerradas aguantan varios días. O las mayonesas tipo Ketchup en envase de plástico que aguantan algo más pero no tiene en el mismo sabor, también está la opción de conseguirlas en sobre para consumo individual. Con Ketchup y mostazas del mismo formato de plástico no hay que preocuparse mucho duran bastante por si solos. También la nata montada en spray si se limpia el difusor después de cada uso. Las pastas de trigo duro y los productos congelados con una goma plástica o de pollo se pueden conservar sin problemas. Para los productos congelados las bolsas de congelación con zip pueden servir si no se pueden guardar en la misma bolsa. Los paquetes de queso rallado y embutidos cortados también se pueden atar con una goma pero hay que revisar que no se pongan mohosos. El queso cortado o entero se puede también poner mohoso además de secarse y ponerse duro que no dan muchan ganas de comer.

 

9.Ojo con los restos de comida.

La comida preparada puede durar varios días en la nevera, no así los alimentos en crudo. Cocidos pueden durar algo más, conviene tenerlo en cuenta. Esta la opción de dárselo al perro o al gato pero no es cuestión de mal acostrumbrarlos y darles alimentos que no pueden comsumir. Pero en muchos casos, ese día que hayáis cocinado de más o el siguiente os tocará sacar la basura. Tomad nota para la próxima vez, que hay que hacer menos cantidad.

 

10. Prepara recetas sencillas

Para uno solo no vale la pena pasar horas y horas en la cocina de forma habitual, deja las grandes comidas para las reuniones de familia y visitas de amigos. Lo que tardas en comerte la comida elaborada es inversamente proporcional al tiempo que has tardado en prepararla. Y comer solo significa comer rápido porque no tienes que te de conversación y te entretenga durante el almuerzo o cena. También si comes fuera de casa con poco tiempo o no agradecerás no quedarte tan pesado después de la comida.

Anuncios

Un comentario en “Guía para cocinar sólo para un@ mism@ durante una semana: (I) Claves para ahorrar y comer de forma equilibrada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s