Mercat de L’Olivar, quién te ha visto y quién te ve

mercat olivar 640

Cuando el año pasado al acabar el #myvuelingcity pregunté a mi “bloguera de intercambio” suiza que era lo que más le había gustado de Palma, me quedé helada con su respuesta. El mercado del Olivar?? como ?? Pero que me está contando esta chica? Que nadie me malinterprete, pero el Mercado del Olivar o Mercat de l’Olivar como se le tiene que llamar correctamente, es donde iba a comprar cada sábado por la mañana con mis padres de pequeña. El sábado por la mañana siempre íbamos toda la familia a hacer la compra, mis padres, mi abuela, mi hermana y yo, primero al mercado y después al Pryca, hoy en día llamado Carrefour.

mercat de l'olivar
Escalera de subida a la planta superior con vista de los puestos de Carnecería en el Mecar de L’Olivar

Estoy hablando de los años 80 y 90 cuando ese mercado tenía un aspecto muy diferente al de ahora. Y teníamos un rutina bien definida, después de aparcar el coche en el parking íbamos a comprar los garbanzos ya cocidos a una señora que los vendía que nos comíamos el mismo día. Seguimos con la misma costumbre pero los garbanzos ya son de bote, y no me da pena porque no me gustaban ni me gustan demasiado, prefiero las alubias. Después venia la división de tareas, mi padre iba a comprar la fruta y la verdura, mi abuela el pescado y mi madre la carne y me iba con quien quiera. Me paseaba bastante un sitio a otro, aunque tengo que reconocer que me daba cierto miedo. El mercado en ese momento era un sitio enorme dividido en dos plantas, donde ya había bastantes huecos y una cierta falta de limpieza, algo que desgraciadamente es algo habitual en Palma. No penséis en un mercado de Asia o África con moscas, no es ese tipo de suciedad. Para haceros una idea las carnicerías estaban en la planta superior junto a tiendas de embutidos y a un lado una tienda de aceitunas, quesos y bacalao salado. Los quesos eran de Mahón curados y duros como piedras, las aceitunas en barreños igual que el bacalao que junto desprendía un aroma realmente fuerte que se me quitaban las ganas de comer nada eso.

mercat de l'olivar
Puestos de Verduras en el Mercat de L’Olivar

Abajo estaba los puestos de fruta y verdura y también los de pescado. El mercado en esa época era básicamente de alimentación, con alguna tienda de cestas, un zapatero que también hacen llaves, un tiempo hubo una tienda de ropa y una biblioteca municipal. En los puestos de fruta y verdura, la calidad de los productos dejaba mucho que desear, no se daba nada por perdido, había que ir con mucho ojo con lo que se compraba y tampoco era barato precisamente y por todos lados era igual incluso fuera del mercado. Y el pescado tampoco se quedaba corto, el producto era fresco si pero tenias que limpiarlo y prepararlo en casa. En mi casa no lo entendían, mi madre había vivido en Barcelona en los años 60 y iba comprar a los mercados de allí, que allí te daban el pescado listo, la verdura era mucho mejor y si hacías una buena compra, te pagaban el parking. Aquí había un buen atraso y cuando en 1995 abrió el Corte Inglés con su flamante supermercado, nuestras mañanas de sábado en el mercado empezaron a reducirse.

mercat de l'olivar
Puesto de Dulces y Frutos Secos en el Mercat de L’Olivar

Es algo curioso para un mercado abierto en 1951 en la plaza del mismo nombre donde siglos antes había habido un convento de monjas dedicado a Nuestra Señora del Olivar. Antes allí no había puestos, estaban en la vecina plaza mayor que se trasladaron al edificio. Es un mercado relativamente moderno que aparcamiento subterráneo incluido, que no costó mucho hacer ya que era parte de un antiguo túnel ferroviario. El túnel se utilizaba para transporte de mercancías entre el puerto de Palma y la estación de trenes de la plaza España abierto en 1931 y cerrado para ese uso en 1965. Esta información la he podido descubrir a través de Fotos Antiguas de Mallorca, que tienen varias imágenes antiguas del mercado y este vídeo de los años 50, que muestra como era en ese momento.

Pero el Mercat de l’Olivar, ya no es ni el mercado que era en los años 50 ni el de los años 80 de cuando era pequeña. A finales de los noventa se hizo una gran reforma, en la planta superior se abrió un supermercado y las carnicerías se trasladaron a la planta baja. Se cambiaron los puestos, se reordenó, hay nuevos negocios y se han puesto las pilas, ahí están en lo que es el circuito turístico de la ciudad. Al final y al cabo es una zona de paso, entre la plaza España donde paran la mayoría de autobuses,el tren y el centro histórico. Pero no solo van turistas, la gente local ha vuelto a comprar. Y cuando le dije a mi madre lo que me había dicho Sonja, ella no se sorprendió.

mercat de l'olivar
Puestos de Pescado en el Mercat de l’Olivar

Este post fue publicado originalmente en nuestro Blog de Viajes Travelling Dijuca dónde puedes seguir al completo nuestros viajes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s